WEWEWEWE - Ya se, la cabecera esta horrible. - Esto no es un mensaje subliminal.

After Memory's Crannies - Capítulo 4

Desperté de golpe algo asustada, sin saber bien porqué. Me senté lentamente en la cama y miré por la ventana, parecía que iba a ser un día agradable. "Otra vez el mismo sueño, eh..." susurré mientras me sujetaba la cabeza con la mano. Eso ya no me sorprendía.
Me levanté y comencé con la típica rutina de la mañana: Lavarse la cara y los dientes, luego me vestí con mi típico uniforme. Cuando estaba por salir de la habitación para bajar a desayunar, miré sobre el escritorio, ahí estaba el broche y el lazo que me dieron mis padres en mi cumpleaños. No se porqué, pero sentí la necesidad de usarlos hoy. Me senté frente al espejo y me peiné cuidadosamente, me hice una media cola con el lazo y puse el broche en medio como adorno. Luego bajé a desayunar. Acabé, tomé mis cosas, y salí al colegio. "Hoy... será un buen día." Traté de convencerme a mi misma, mientras caminaba.

Capítulo 4: ¿Recaída...?

Por suerte, hoy Sara ya se sentía bien.
-¿Cómo te fue ayer yendo sola al curso, Ib?- Me preguntó ella.
-Pues... Me perdí.- Les dije, y ambas rieron. Apuesto que se reirían mucho más, si les contara que una mujer en un cuadro trató de matarme...
-Ah, pero luego me encontré con el profesor de pintura, y él me acompañó hasta el instituto.- Les dije con un aire de desinterés y ambas me miraron con esa mirada típica de las amigas cuando hablas del chico que te gusta... Me ruboricé un poco, y seguí hablando sin darle importancia. -Pasamos frente a aquella galería y resulta que hoy iremos ahí de visita...- Dije desanimada, ya que no me gustaba la idea, pero debía avisarles.
-Ah, si.- Dijo Verónica. -Una de las chicas de la clase me llamó ayer para avisarme.-
-No lo sabía. Suena divertido.- Dijo Sara. Para mi sonaba de muchas maneras, excepto divertido.

Cuando concluyeron las clases fuimos las tres rumbo al curso. Al llegar, la mayoría de la clase estaba afuera del instituto esperando. Al parecer estaban esperando a que viniesen todos para ir a la galería. "no pensé que iríamos enseguida..." dije para mis adentros. Nos integramos con el resto del grupo a esperar a que viniera el profesor. Al cabo de unos minutos llegaron casi todas las personas de nuestra clase. Enseguida salió el profesor del instituto con la lista de los alumnos.
-Muy bien, creo que no vendrán muchas personas más.- Dijo. - Pasaré la lista. Si alguien más llega tarde, ya avisé en el instituto que les diga que estamos en la galería y les dí la dirección. Empecemos...- Luego empezó a pasar lista. Cuando concluyó, todo el grupo empezó a caminar rumbo a la galería. Ya que estaba apenas a unas cuadras, no era necesario ir en autobús.

Llegamos al cabo de unos minutos. Ya podía sentir el aire lucubre de la galería desde fuera, pero parecía ser la única, todos estaban fascinados por ser la primer galería a visitar en el año. Entramos. Había bastante gente para ser una galería tan pequeña y poco conocida. Sonaba una música en los altavoces que me hacía sentir melancólica...


-Chicos, no se alejen mucho, iré a registrarnos.- El profesor se acercó al mostrador donde había un anciano y un libro de registros. Apenas terminó de inscribirnos, se acercó a nosotros de nuevo.
-Muy bien, muchachos. Pedí que un guía nos hiciese el recorrido. Esperemos aquí.-
-Es muy hermosa esta galería...- Decía Verónica, mirando la sala en su totalidad mientras esperábamos al guía.
-Es verdad. Este pintor parece muy talentoso, aunque nunca antes había oído hablar de él- Dijo Sara.
-Su nombre... me parece familiar.- Dije.
-¿Lo conoces, Ib?.- Me preguntó Sara.
-En realidad... no lo sé.- Contesté.
Entonces, llegó el guía.
-Bienvenidos a la exhibición de obras del artista Guertena.- Dijo -Síganme por favor. Les mostraré las obras principales de dicho artista.- Y lo seguimos al siguiente salón, donde nos dio un recorrido por todas las pinturas de dicho lugar.

Cuanto más tiempo pasaba ahí, me parecía más familiar. Era como si ya hubiese visto todas esas pinturas antes.
-Bien.- Dijo el guía en un momento. -El recorrido acabará aquí. Pueden explorar el segundo piso por sí mismos si lo desean.- Entonces el guía se fue a liderar otro grupo de visitantes.
-Bien muchachos.- Dijo el profesor. -Ya que aún nos queda un buen rato de clases, pueden seguir viendo la galería por su cuenta.-
-¡Qué bien!- Dijo Sara animada. -Vallamos al segundo piso.- Entonces las tres subimos a verlo.

Me pasó un escalofrío por la espalda al ver unas esculturas de unos maniquíes como el de la señora que vi hace días, pero no dije nada al respecto. Luego, casi infarto, al ver colgado en la pared el cuadro de la mujer que intentó asesinarme ayer en una de mis ilusiones.


-Este cuadro da algo de miedo...- Dijo Verónica.
-Es verdad...- Contestó Sara. Yo no podía hablar del susto que me había llevado. Todo esto cada vez me parecía más siniestro .. y familiar. Pero nuevamente preferí no decir nada. Seguimos caminando, hasta que llegamos a un largo pasillo donde solo había un mural colgado. Me detuve un segundo a contemplarlo, mientras que las chicas siguieron caminando.
"Mundo fabricado"... Así se llamaba el mural.


Apenas terminé de leer, las luces fallaron un segundo, y la música se apagó. Miré hacia todos lados, pero Sara y Verónica ya no estaban. Por alguna extraña razón, acababa de sentir un deja vu...

~~~~~

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¿Te gustó esto? ¿No te gustó? ¿Tienes alguna sugerencia? ¿Quieres que siga tu blog/página? ¿Te parezco atractiva?
Por favor, deja un comentario :D
Hazlo, ambos sabemos que quieres hacerlo... SINO EL CHUPACABRAS TE COMERÁ :3 ♥