WEWEWEWE - Ya se, la cabecera esta horrible. - Esto no es un mensaje subliminal.

After Memory's Crannies - Capítulo 3

Pasó aproximadamente una semana desde mi cumpleaños, y desde que empecé el curso de pintura.
Las "ilusiones" de mi cabeza parecían más frecuentes, veía muñecas macabras y pinturas, donde en realidad no había nada, como aquella mujer maniquí. Era como si trataran de recordarme algo.
Todas las noches he tenido el mismo sueño de la semana pasada. Esto empieza a preocuparme. Pero, ¿A quién podría contárselo? Solo son locuras de mi cabeza. Por el estrés, seguramente. Seguiré convenciéndome a mi misma de que es algo normal.
-Siempre has sido así de distraída Ib, desde el colegio.- Dijo Verónica, interrumpiendo mis pensamientos.
-Te pregunté que si irás al curso de pintura hoy.- Dijo riendo.
-Ah, si. ¿Ustedes irán?.-
-Yo tengo que ir al médico hoy.- Me contestó mientras se acomodaba el cabello. -No es por nada en especial, solo una revisión rutinaria, pero tengo que ir.-
-Ah, que pena que no irás. ¿Sara tampoco irá?- Le pregunté algo preocupada, pues no me agradaba la idea de tener que ir sola.
-Ella me dijo que no se siente bien hoy, por lo que se irá a casa después de las clases.-
-Ohh, ¿Está bien?.- Pregunté.
-Si, creo que solamente le dolía la cabeza, pero es mejor prevenir que lamentar.-

A la hora de la salida, Verónica se levantó y me saludó.
-Adiós Ib, lamento no poder acompañarte hoy.- Dijo moviendo la mano, mientras se alejaba.
-Esta bien, Adiós.- Dije. Al final, si tendré que ir sola.

Capítulo 3: Falsa Soledad.



Estaba a punto de atardecer, cuando iba caminando hacia el instituto de pintura.
Aún no me sabía bien el camino, ya que solamente había venido un par de veces en la última semana.
-La que realmente sabe el camino es Sara...- Dije algo melancólica.
En un momento del camino, di una vuelta incorrecta... y acabe perdida. Empecé a preocuparme, ya que estaba oscureciendo, y iba a llegar tarde.
Pero de pronto reconocí una de las casas que habían en una vereda, así que seguí por ese camino. Pero para mi sorpresa, terminé en frente a aquella tétrica galería.
Me asusté, esa galería me ponía muy nerviosa y yo estaba completamente sola. De pronto, mis alucinaciones volvieron, y empecé a ver un maniquí en la entrada de la galería, como bloqueando la puerta. Estos últimos días estaba tan acostumbrada a ver esas ilusiones, que ya no me preocupaba tanto. Pero cuando miré hacia atrás, había un cuadro de una mujer con un vestido rojo, flotando en el aire.
Lo miré perpleja por unos segundos, esa mujer parecía tan real. De pronto, di un paso para seguir caminando, y la mujer del cuadro me siguió con los ojos. Me quede helada por un segundo, y empece a caminar. Entonces, escuché un ruido muy fuerte, como si se hubiera roto un vidrio. Al mirar hacia atrás de nuevo, era la mujer de la pintura. Había roto el vidrio que recubría el cuadro, y ahora se acercaba a mi arrastrándose con las manos, mientras que el marco estaba atorado a su cintura. Entré en pánico y empecé a correr tan rápido como pude. Ni siquiera veía hacia donde iba, solo quería escapar de esa mujer. Estaba a punto de llorar, cuando sentí que había chocado contra algo.
-¡Ten cuidado!- De pronto miré a quien había golpeado, y era el profesor.
-Ib.- Dijo sorprendido. -Lo siento, ¿Estás bien?-
Verlo me reconfortó muchísimo, no se bien porque, pero su simple presencia para mí era relajante.
Miré hacia atrás, pero la mujer del cuadro había desaparecido.
-¿Qué te pasó?- Me preguntó preocupado.
-Nada... es que... no quería llegar tarde.- Le dije buscando una escusa, ya que no podría explicarle lo que había pasado realmente.
El rió -¿Qué dices? Si aún queda tiempo antes de que empiecen la clase.-
-Bueno, en realidad, estaba algo perdida.- Le dije apenada, mirando hacia abajo.
-Le puede pasar a cualquiera.- Dijo sonriéndome. -Inclusive, te diré que yo también estoy algo perdido.- Se rascó la cabeza.
Le sonreí, de alguna manera me parecía tierno el hecho de que él también estuviera perdido...
-¿Qué tal si vamos juntos hasta el instituto?- Dijo empezando a caminar mientras me sonreía. Yo me puse a caminar junto a el.
-Creo que si vamos por aquí, llegaremos...- Algo en él me inspiraba mucha confianza, así que no me fije por donde nos llevaba, hasta que en un momento divisé que pasábamos frente a la galería de nuevo. Me puse nerviosa, pero no quise decirle nada al respecto.
-Ohh, mira Ib.- Dijo viendo el cartel de la puerta, que anunciaba que mañana habría una exhibición especial.
-¿Qué te parece si vamos a esta galería mañana, con la clase?-
Me pasó un escalofrío por la espalda. Realmente no quería entrar a esa galería. Pero no podía explicarle porqué al profesor, ni siquiera yo sabía muy bien porqué no quería entrar.
-No parece... buena idea...- Susurré, esperando que me hiciera caso.
-¿Porqué no? Creo que es si una buena idea. Necesitamos visitar alguna galería de ves en cuando, y el nombre de este pintor me resulta familiar...-
El profesor siguió entusiasmado con la idea de visitar la galería mañana. No pude hacer nada por hacerlo cambiar de parecer.
Al final, llegamos a clases a tiempo.
-Muchachos, mañana iremos a una galería que está aquí cerca.- Dijo en un momento el profesor. -Como la mayoría son mayores de edad, no creo que necesiten permiso de sus padres. Pero los menores de edad, por favor tráiganme un permiso firmado... - Y empezó a explicar como sería el recorrido de mañana.
No presté mucha atención a la clase en realidad. Estaba algo nerviosa por tener que entrar a la galería.

Al final de la clase, pude llamar a mi padre para que me viniera a recoger. No tenía el valor de volver sola a casa.

Cuando llegué, me di un largo baño y luego me acosté a dormir.
-Pareciera- Dije, antes de dormirme. -Qué no tengo a nadie que me entienda.-
Y una vez más, tuve el mismo sueño.
~~~~~

1 comentario :

¿Te gustó esto? ¿No te gustó? ¿Tienes alguna sugerencia? ¿Quieres que siga tu blog/página? ¿Te parezco atractiva?
Por favor, deja un comentario :D
Hazlo, ambos sabemos que quieres hacerlo... SINO EL CHUPACABRAS TE COMERÁ :3 ♥