WEWEWEWE - Ya se, la cabecera esta horrible. - Esto no es un mensaje subliminal.

Livingly - Capítulo 1

Holaa~ como están, que tal, etc. (?
hace unos días me dieron ganas de escribir una historia :3, no será un fanfic de nada, será una historia inventada por mi :D
¿de que se trata o que? bueno, sera de acción O: < de comedia, y algo romántica... ejem... yuri..
SI LEÍSTE BIEN, la historia sera algo yuri, pero no habrán escenas ecchi, si habrán chicos, y romances hetero también e_é (se dice escenas?) será un yuri muy sutil, como en el anime de black rock shooter. Aun no se que nombre ponerle a la historia, pero cuando se me ocurra se lo pondré :D
también estoy haciendo dibujos de los personajes, pero tardaran un poco, cuando los termine los subiré :3
y pues nada más, aquí esta el primer cap

Edit: Encontré un nombre que me pareció perfecto para la historia. Antes pensaba en dejarla, pues no había continuado en mucho tiempo, pero últimamente me han dado deseos de continuarla. Tal vez sea un poco diferente a lo que quería hacer originalmente, pero ya he pensado como será la historia en general, y me gustó bastante, así que la continuaré.

Capítulo 1: Explosiones.

-Otra explosión. – Dijo un chico en la clase, y de repente todos miraban por la ventana hacia un colegio, donde hace varios minutos se oían fuertes explosiones.

-Dicen que en ese colegio se entrena a los estudiantes para que peleen, ellos tienen poderes sobrenaturales increíbles. - Decía uno de los que miraba.

-Si, dicen que luchan contra los rebeldes y los que amenazan el país. -

-Son geniales, ¿no? -

-Lo son, chicos, ¿Podemos seguir con la clase? - El profesor hizo que todos se sentaran y volvieran a prestar atención a los estudios, aun que todos seguían emocionados hablando de el otro colegio.

-¿Esos serán sus entrenamientos? de seguro son los estudiantes los que causan las explosiones. -

-¿No seria genial ser uno? Jaja. -

-Chicos, por favor hagan silencio... - Con esta ultima llamada los estudiantes se callaron por fin.

-... Sería genial... - Susurró Aoi mientras aún miraba por la ventana.

Unas horas mas tarde llegó la hora de la salida. Los estudiantes salieron de la escuela para volver a sus hogares.

-¡Aoi, Aoi! ¡Acompáñame a mí y a las chicas a la tienda de discos! ¡Por favor! - Dijo una de las amigas de Aoi jalándole la manga de la camisa.

-Se supone que tengo que ir a casa pronto... -  Contestó con un aire de tristeza.

-¡Eres una amargada! Bueno, ahí te quedas sola y friki. - Le dio un pequeño golpecito en la cabeza y se fue con las demás chicas camino a la tienda de discos. Mientras Aoi siguió su camino a la parada de los transportadores.

-Yo de verdad quería ir... ¡¿Porqué mi familia es la única que es tan estricta con la limpieza y la estupida hora familiar?! - Aoi maldecía a su familia para los adentros. Mientras se acercaba a la parada de los transportadores, se dio cuenta de que se podía ver la Escuela Especial a lo lejos, mas allá de los edificios, así que se paró un momento para observarla. Las calles estaban casi vacías, ya que la hora de la salida de la mayoría de las oficinas y colegios ya había pasado hace un buen rato.

-... Son geniales... ¿No? - Mientras estaba pensativa, una fuerte ráfaga de viento paso frente a ella, casi cortándole la mejilla. Asustada se volteó para ver la dirección de donde venia esa fuerte ráfaga, entonces vio salir corriendo a una hermosa chica de entre los callejones.

-...¡Corre! ¡Rápido! - La hermosa chica al pasar a su lado tomó la mano de Aoi y se echo a correr con ella.

Aoi se sonrojó un poco al ver que la chica le tomaba la mano, pero lo mas importante era el porqué estaban escapando.

-...¡¿Pero que...?! ¡¿De que estamos huyendo?! - Preguntó muy agitada mientras corrían entre las calles.

-¡De unos chicos de la Escuela Especial! - Gritó la chica mientras aumentaba cada vez más la velocidad.




Hace unos cuantos año, entre los avances de la ciencia y la tecnología, se descubrió que los humanos pueden desarrollar habilidades especiales como controlar elementos, fuerza sobre humana, gran agilidad, etc. Aun se sabe muy poco sobre estos poderes, pero se cree que sus usuarios son personas con más facilidad a acceder a ellos que las personas normales. Apenas se descubrieron los poderes de estas personas, los gobiernos al rededor del mundo quisieron hacer uso de ellos, creando así las Escuelas Especiales, donde estos individuos se entrenan militarmente, y son usados para proteger la nación. Pero no solamente el gobierno quiso usar estos poderes, se formo una organización mundial llamada comúnmente como "Los Rebeldes" quienes están en contra del orden establecido por las potencias.

Aunque en este caso, no son ellos los que están causando problemas, esta vez son simples problemas de adolescentes.

-¡¿De la academia especial?! ¿Porque te están persiguiendo? - Pregunto Aoi, casi no aguantando más la velocidad que llevaba la chica. Al ver que Aoi no iba a soportar mucho más, hizo una pausa rápida y la cargó en su espalda, y Aoi se ruborizó aún más.

Siguieron corriendo por los callejones escapando de los chicos, Aoi se volteo para ver a sus persecutores y vio a tres chicos altos, con cara de matones, y se dio cuenta de que ellos llevaban armas: uno llevaba algo parecido a una espada, otro llevaba 2 cuchillas y el otro algo que parecía una guadaña enorme.

-¡T-t-ti-tienen armas! - Gritó horrorizada Aoi, pensando que iba a morir.

-Si... y yo tiré mi abanico hace rato... - Le dijo la chica. Aoi no entendía nada, pero ya no le encontraba sentido a preguntar. Siguieron corriendo hasta que se metieron a un callejón sin salida con muros demasiado altos como para saltarlos, estaban atrapadas, mientras que los chicos se acercaban lentamente con sonrisas maliciosas.

-E-esta bien chicos... me atraparon, ganaron ustedes, ¿lo dejamos así? - Dijo la chica, dando un pequeño y temeroso paso hacia atrás.

-¿Qué sentido tendría ganarte... si no nos divertimos un poco contigo y tu amiguita? - Dijo uno de los chicos, tocando el filo de su espada con los dedos.

-No sean ridículos... ella es una civil, no tiene nada que ver... - Dijo la chica yendo cada vez más hacia atrás, hasta que la espalde de Aoi tocó el muro.

-Fuiste tu quien la metió, ahora... prepárate para el castigo por tus actos. - Al terminar de decir esto los tres se abalanzaron sobre las chicas. Aoi, quién estaba muerta de miedo, dio un grito pidiendo ayuda, y de la nada una luz azul muy intensa salió de sus ojos, cegando a los chicos.

-...¡¿Qué... es esto?! ¡¿Ella no es una civil normal?! - Dijo uno de los chicos cubriéndose los ojos con los brazos. Todos estaban asombrados, sobretodo Aoi, quién no tenía ni la menor idea de lo que pasaba.

Pasaron unos segundos, y la fuerte luz se apagó. Los chicos estaban decididos a intentar atacarlas de nuevo, cuando desde un alto edificio saltó un muchacho con dos espadas, cayendo perfectamente en medio de los tres chicos.

-... Creo que ya fue suficiente juego por hoy, ¿No creen? -  Dijo el muchacho. Los 3 chicos lo vieron asustados, mientras que la chica misteriosa parecía alegrarse.

-¡Yusuke-Sempai! - Gritó la chica con gran alivio.

-Hola Ame. - Dijo el muchacho, apoyando una de sus espadas en su hombro.

-Tsk, tienes suerte de tener de tu lado a Yusuke-sempai. - Dijo uno de los chicos, mientras los tres se alejaban rápidamente de Yusuke.

-Lo dejamos así, solo porque no tenemos oportunidad contra el. Pero no vuelvas a meterte con nosotros. - Le dijo otro de los chicos a Ame.

-Que bueno, porque estoy muy cansado como para jugar con ustedes. - Dijo Yusuke -Ahora... desaparezcan. – Al decir esto, fuertes ráfagas de viento aparecieron alrededor de el, empujando a los tres chicos, quienes se fueron corriendo con cara de desagrado. Luego de que las ráfagas se disiparon, Yusuke caminó hacia Ame y Aoi.

-Deja de meter a todos en problemas... - Dijo golpeando despacio en la cabeza a Ame. -¿Y esta chica quién es? -

-Au, au... Es una civil, a la que casi... mato... con mi abanico hace un rato... - Dijo Ame algo apenada.

-¡¿QUÉ?! ¿Fuiste tu la que hizo esa ráfaga? - Dijo Aoi bajándose de la espalda de Ame rápidamente.

-¡No puedes ser así de irresponsable, fíjate, casi lastimas a una civil! ¡Y además tiraste tu abanico! ¿Qué te piensas? - Dijo Yusuke, ahora más serio que nunca.

-C-como sea... hay que buscar el abanico... ¿no? - Dijo Ame tratando de escapar de las reprimendas.

-Aquí lo tengo... lo encontré mientras te buscaba... - Yusuke sacó el abanico de uno de los bolsillos de su chaqueta y se lo dio a Ame. - No vas a escaparte de que te regañen... y ¿Sabes qué? debí dejar que te golpearan esos, a ver si así aprendes algo... ahora, porque con te disculpas con... ¿Como te llamas? - Dijo mirando a Aoi, la cual, se volvió a ruborizar un poco.

-A-aoi. - Dijo algo apenada.

-Qué bonito nombre. - Le dijo Ame sonriente. -Yo me llamo Ame, y el es mi sempai, Yusuke. Nosotros somos estudiantes de la Escuela Especial. -

-...¿En serio? E-encantada de conocerlos. - Al ver la sonriente cara de Ame, Aoi se sonrojó aun más, aunque ella no sabia muy bien porque se ruborizó tanto. - Un momento, esos chicos, ¿no dijiste que eran estudiantes especiales también? ¿Por qué te perseguían? -

-Bueno... Digamos que la escuela no esta "unificada", muchas veces nosotros los estudiantes peleamos entre nosotros por tonterías... - Dijo Ame, pero Yusuke la interrumpió. - Ya, ¿Por qué no le dices que fuiste tu quien estuvo provocándolos al principio? - Le tiro fuerte de la mejilla a Ame. -¡Pídele perdón por casi matarla! -

-¡Aau! bueno... disculpa Aoi, no quise meterte en esto. - Se disculpó Ame, haciendo una reverencia ante Aoi. -¿Que te parece si te acompañamos a tu casa? Ya es algo tarde. -

-Amm... claro… muchas gracias. - Agradeció Aoi, aun más ruborizada por la reverencia de Ame.

-Vamos. - Dijo Ame mostrándole su espalda a Aoi para que ella se suba. Aoi se subió (más ruborizada que antes), y entonces Yusuke y Ame corrieron hacia un edificio bajo, y de un salto subieron a la terraza.

-¿Hacia donde queda tu casa? - Le dijo Ame a Aoi, a la cual, casi le da un paro cardíaco por el susto de ese enorme salto repentino.

-E-eh... unas cuantas cuadras al este, al lado de aquel edificio de oficinas. - Les dijo, apuntando hacia el lugar.

-¡Muy bien! - Ambos empezaron a saltar de terraza a terraza.

-A propósito... ¿Qué fue aquella fuerte luz que vi cuando me acercaba a ustedes? - Preguntó Yusuke.

-No lo se, vino de Aoi... me sorprendió mucho. - Dijo Ame muy extrañada.

-¿De Aoi?, Aoi, ¿sabes que fue eso? - Le preguntó Yusuke con mucho interés.

-E-ehh... la verdad, no tengo ni idea... me asusté mucho, y esa luz simplemente apareció. - Dijo Aoi preocupada.

Yusuke y Ame se miraron por un momento, pero no dijeron nada y siguieron yendo hacia la casa de Aoi.

-Ya llegamos. - Bajaron de la terraza en la que estaban y dejaron a Aoi en la puerta.

-De nuevo, perdóname por meterte en esto. - Le dijo Ame con una hermosa sonrisa.

-N-no te preocupes, me divertí. - Dijo Aoi, ruborizada, de nuevo.

-Espero que nos volvamos a ver. - Le dijo Yusuke, dándose la vuelta para irse.

-Bye-Bye~ - Dijeron los 3 saludándose con la mano. Aoi entro a su casa, mientras que Ame y Yusuke se alejaban caminando.

-... ¿Que crees que fue esa luz? ¿Ella tendrá poderes también? - Le dijo Ame a Yusuke algo preocupada después de alejarse un poco.

-No se... posiblemente... -

Mientras tanto, Aoi se llevó un pequeño regaño por llegar algo tarde, pero no les dijo lo que paso a sus padres, de todas formas, no le creerían. Después de ducharse, cenar y de hacer sus quehaceres domésticos, subió a su habitación y se tiró agotada en su cama. Parecía que lo que había vivido hace unas horas era mentira. Desde siempre soñó con cosas como esas, ya que ella era una friki amante de los videojuegos de peleas y animes. Repasó en su mente todo lo que paso, y se sintió curiosa por esa extraña luz que salió de sus ojos en aquél momento, no sabía que era, ¿Ella tendría poderes también?, eso no sería posible, las personas con poderes especiales generalmente se descubren desde que son niños pequeños, y ella ya era una joven de 16 años, y nunca en su vida había pasado algo así. Cansada de pensar en eso, se puso a pensar en la hermosa chica. Por alguna razón, no pudo evitar ruborizarse al recordarla.

2 comentarios :

  1. :D Que buena y original historía! El primer capítulo fué muy divertido ^^ tienes mcucho talento para escribir :3

    ResponderEliminar
  2. Awwww <3~ Realmente no me agrada el Yuri, pero una atraccion entre esas dos chicas es para mi igual o mejor que dos chicos enamorados (?)

    Espero la continuación~ 8D

    ResponderEliminar

¿Te gustó esto? ¿No te gustó? ¿Tienes alguna sugerencia? ¿Quieres que siga tu blog/página? ¿Te parezco atractiva?
Por favor, deja un comentario :D
Hazlo, ambos sabemos que quieres hacerlo... SINO EL CHUPACABRAS TE COMERÁ :3 ♥